Depend® te proporciona información relevante de higiene, salud, nutrición y entretenimiento.
Si eres cuidador, tenemos una sección dedicada a ti con consejos para el mejor
cuidado de los pacientes con incontinencia.

Depend® > Incontinencia Urinaria

Cómo relajar el suelo pélvico

Como relajar el suelo pelvico
Conoce las razones por las que es tan importante que relajes el suelo pélvico.
El suelo pélvico es el encargado de controlar los escapes de orina y mantener la vejiga en buen funcionamiento. Gracias a que controla todos los músculos, sostiene también al útero y se necesita cuidar de él, especialmente cuando se padece de incontinencia urinaria.

Al padecer algún problema de control de orina, es muy común que de manera automática se mantenga contraído, pues el paciente intenta evitar los escapes por lo que también es importante aprender a relajarlo durante el día para evitar mayores complicaciones en el mismo. 

Así como existen series de ejericicios que pueden ayudar a fortalecer el suelo pélvico, es gracias a muchos ejercicios y al ser constante al realizarlos, que será fácil relajar todos los músculos involucrados y evitar mayores lesiones.

El primer ejercicio consiste en recostarse sobre la espalda, puede ser sobre un tapete o toalla para evitar el contacto con frías temperaturas del suelo. Lleva las rodillas al pecho y, con las piernas aún flexionadas, abre las piernas lo máximo posible. Te puedes ayudar con las manos para extender la apertura de ellas y que las rodillas hacia las costillas. 

Con esta posición de base,  suelta las piernas y bájalas hasta tocar el piso. Tus rodillas deben seguir abiertas y los pies tocándose alineados con tu pelvis. Si percibes molestia en los muslos, coloca una almohada debajo de cada pierna para evitar lesiones.

En posición de cuatro puntos en el piso, abre las rodillas para que interior de tus piernas toquen el piso y lleva tu cadera con cuidado hacua tus talones. La espalda se debe estirar junto con los brazos hacia el frente. Si te cuesta un poco por la flexibilidad de tus músculos agrega series de respiraciones profundas para evitar el dolor. 

Practica estos ejercicios por 10 minutos en días intercaladaos para que comiences a notar la diferencia. De esta manera, será mucho más fácil vivir y controlar el las cantidades de orina que tu cuerpo produce.



Fuente: Instituto Nacional de Incontinencia, E.E.U.U.
Link:http://bit.ly/2HEZqCc

¿QUÉ OPINAS DE ESTA INFORMACIÓN?

COMENTA CON NUESTRA COMUNIDAD

Sé parte del club

Regístrate con tu cuenta de Facebook o correo electrónico

ó
© 2017 Kimberly-Clark Worldwide, Inc, Todos los Derechos Reservados   |   Aviso de privacidad   |   Legales   |   Aviso de contenido